Partes del cerdo más jugosas – Para cocinarla – Mogador Partes del cerdo más jugosas – Para cocinarla – Mogador

Mejores partes del cerdo y sus cortes

Como dice el refrán del cerdo, hasta los andares, y no es una exageración cuando se dice que del cerdo se aprovecha todo. Te contamos cuáles son las mejores partes del cerdo y sus cortes para poder disfrutar de cada parte al máximo.

¿Qué partes del cerdo son comestibles?

Prácticamente todas las partes del cerdo se pueden comer, pero, hay algunas que destacan por su sabor y se han convertido en las más cotizadas, estas son la panceta, el lomo, las costillas, chuletas, secreto y las patas. También podemos disfrutar de otras partes como el morro, cabeza o papada.

Panceta de cerdo

La panceta de cerdo es uno de los cortes más deliciosos de la carne de cerdo y una de las protagonistas en las barbacoas. La panceta de cerdo procede de las capas situadas bajo la piel del cerdo, desde las costillas hacia abajo, incluyendo carne y grasa hasta llegar casi a la parte superficial de la piel, se trata de un corte grueso que nos da lugar a una carne muy jugosa y sabrosa.

Lomo de cerdo

El lomo del cerdo es una de las partes más consumidas, está cortada de la zona del lomo del cerdo como su nombre indica, entre el espinazo y las costillas.
Cuando hablamos de lomo de cerdo ibérico este es más magro, esto quiere decir que contiene menos grasa pero mantiene su intenso sabor, y más seco a la hora de consumir, podemos distinguirlo por su sabor y textura.

El lomo de cerdo se puede preparar de mil modos distintos, a la plancha, al horno, a la brasa, etc.

Chuletas de cerdo

Las chuletas de cerdo es el mismo lomo pero incorporando el hueso y cartílagos, lo que le aporta mayor grasa y por tanto son más jugosas.

Qué partes del cerdo son comestibles

Costillas de cerdo

Las costillas de cerdo es uno de los cortes más sabrosos del cerdo, combinación ideal de carne magra y carne grasa. Normalmente se suele acompañar con alguna salsa como salsa de miel y mostaza, salsa barbacoa, o simplemente un poco de alioli.

Es uno de los cortes estrellas de la carne de cerdo, también se puede tomar deshilachada y sin huesos.

Secreto de cerdo

El secreto del cerdo, a parte de todos los chistes que provoca en camareros, es una de las partes más jugosas del cerdo. Se considera una de las partes más exquisitas del cerdo, se trata de un corte muy plano y fino.

Patas de cerdo

Si hablamos de las partes del cerdo hablamos de una de las más conocidas, el jamón, con las patas traseras del cerdo. Entre el jamón podemos distinguir entre tres tipos diferentes según la alimentación seguida por el cerdo, de cebo, de campo o de bellota, ordenados de menor a mayor calidad.

El jamón suele comerse crudo, pasando las patas traseras del cerdo por un proceso de salazón.

Como hemos dicho del cerdo aprovechamos prácticamente todas sus partes, con el hueso restante del jamón se suelen usar para dar sabor a caldos y guisos.

Partes más jugosa del cerdo

Las partes más jugosas del cerdo son la papada, la panceta, el secreto y la paleta de cerdo. Sobre la panceta y el secreto ya hemos hablado anteriormente por lo que te contamos más sobre la papada y la paleta de cerdo.

Papada del cerdo

La papada del cerdo se encuentra bajo la aguja y sobre la paleta delantera, este corte del cerdo contiene poca carne y mucha grasa. Es la pieza más tierna y jugosa, se suele usar especialmente para los cocidos, pero de todas las formas que quieras consumirla se trata de una auténtica delicia.

Paleta del cerdo

La paleta del cerdo hace referencia a las extremidades delanteras, a diferencia de las traseras que son convertidas en jamón, estas sí se suelen cocinar y se tratan de una de las partes más jugosas del cerdo. Si la cocinamos al horno y con pequeños cortes podemos saborearla al máximo.

Parte del cerdo ibérico

Aunque las partes del cerdo ibérico y el cerdo blanco son las mismas si encontramos diferencias en la carne de uno y otro, esto se debe a que se trata de dos razas totalmente diferentes.

Una de las principales diferencias entre el cerdo blanco y el cerdo ibérico en cuanto a su carne reside en la grasa, el cerdo ibérico es capaz de acumular grasa subcutánea y de infiltrarla en el músculo, lo que le permite que casi la mitad de su cuerpo sea grasa, tocino y panceta, mientras que el cerdo blanco tiene una carne más magra.

Ahora que ya conoces cuales son las partes del cerdo y cuales son sus partes más jugosas y sabrosas solo queda decidir por cuál empezar. Estamos seguros de que sea cual sea el corte de cerdo por el que te decantes, disfrutarás del sabor de la carne de cerdo en su totalidad. En Mogador contamos con la mejor calidad de carne de cerdo y te lo acercamos a casa en menos de 24 horas y en la franja horaria que tu prefieras.